Páginas vistas en total

lunes, 7 de abril de 2014

ME TUMBó Y ME MANDO AL HOSPITAL

MI HISTORIA.
Nunca creí que la picada del mosquito al que los especialistas llaman Aedes Aegypti y que la mayoría llamamos zancudo,  me tumbaría y terminaría el 22 de junio del 2013 en la silla del hospital Escuela con varias bolsas de suero.
Las pastillas que compraba en el negocio mas cercano no fueron capaces de bajar la calentura o fiebre alta, vómitos, dolor de cabeza y cada día bajando de peso.
Humildemente pase a formar parte de los 3 millones de latinoamericanos que en el año 2013 fuimos contagiados por esta mortal enfermedad, y reitero jamás imagine que familiares me llevarían corriendo a la sala de emergencia del Hospital Escuela, porque el médico cubano que me atendió urgió que si quería seguir con vida que me trasladaran a este hospital público.
Muchas gracias a quienes me auxiliaron en esa terrible situación que pase, fui testigo como en el hostal Escuela miles de pacientes llegan y regresan a sus comunidades porque no hay medicamentos y el personal especializado es relativamente poco.
Para no hacerles larga la historia, a las 24 horas de estar ingresado en este hospital, nunca pude conseguir un espacio para quedar internado y me conformaba con las bolsas de suero que me aplicaban, los familiares me sacaron corriendo de este centro porque pandilleros se tomaron el hospital porque necesitaban cuidar a sus compañeros que habían sido agredidos por sus rivales.  
HONDURAS DE NUEVO.
Aun cuando no es la temporada lluviosa, las temperaturas y otros factores reactivan los brotes de esta enfermedad en Honduras, a esto se une la poca preparación de los sistemas de salud para contrarrestar la enfermedad del dengue.
En el DÍA MUNDIAL DE LA SALUD que se le celebra el siete abril, hay que concientizar a la población hondureña implementando medidas sencillas como la colocación de medicamentos en las recipientes donde crían zancudos, el uso de otros medicamentos quimicos para combatir a los temibles zancudos. 
Eliminar los recipientes que puedan acumular agua, tapar los recipientes que contengan agua, lavar semanalmente la pila o barriles donde se almacena agua con jabón y cloro, uso de tela metálica  en puertas y ventanas, uso de masoquiteros, y otros consejos naturales para evitar la tragedia de miles de hondureños.
En el 2013 mas de 40 mil hondureños fueron contagiados por el zancudo con la mortal enfermedad del dengue, mas 30 muertos a esto agregue que muchos casos no son reportados por las destartaladas carreteras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario