Páginas vistas en total

jueves, 16 de febrero de 2017

LAS CANCIONES DE LA CAMPAÑA ELECTORAL HONDUREÑA.


En Honduras las campañas iniciaron al día siguiente  que el actual presidente de la república de Honduras-abogado Juan Orlando Hernandez Alvarado juro como presidente, y nadie se sorprende  de que ahora la propaganda sea mas intensa con motivo de los comicios primarios a realizarse en la segunda semana del mes de marzo del 2017.
Canales de televisión, radio emisoras, periódicos y redes sociales promocionan a pre-candidatos con canciones, y que aspiran a ganar la nominación de sus respectivos partidos políticos.
La mayoría  de la música de estas canciones no suenan agradables al oído del publico y lejos están en convertirse en himnos de sus aspirantes, los compositores y las agencias de publicidad pareciera que no tuvieron el tiempo suficiente para la composición de las mismas.
Ante la sorpresa de muchos, da la impresión que en las zonas rurales si estaban preparados para esta campaña electoral y las canciones son agradables y pegajosas, y ya se convirtieron en sus himnos.
La ajetreada campaña ha llevado al enfrentamiento entre algunos periodistas (que son la minoría)  y aspirantes, porque los primeros lamentan la forma como irrespetan al publico con sus canciones.
La mayoría de los postulantes aspiran a repetir con éxito la nominación, aunque en sus propuestas son vacías y se conforman en esta temporada en ofrecer computadoras, sillas para discapacitados, bolsas plásticas conteniendo alimentos como: arroz, aceite para cocinas, jabón y otros alimentos propios de la dieta de los hondureños, rifa de otros artículos, pero estos sorteos solo es en esta época de propaganda.
Pasando las elecciones primarias en Honduras, se acabaron los sorteos y reaparecerán dentro de unas semanas con miras a las elecciones generales a realizarse en el mes de noviembre del 2017.
El apoyo incondicional de algunos directores de medios de comunicación, y de periodistas que son activistas natos, y que ahora desde la plataforma de un medio de comunicación saben como hacer política en su beneficio y abiertamente evidencian el favoritismo y se deshacen en elogios a los candidatos de sus simpatía y despotrican a los adversarios.  
Quienes están en contra de sus posiciones partidarias son sacados del aire y acto seguido la emprenden con una sarta de agresiones verbales, ante la vista y paciencia de directores de medios que lejos están en convertirse en orientadores,  que con un lenguaje agresivo se jactan que esto esto solo aquí ocurre en determinado medio de comunicación.
Las consignas son las mismas de campañas electorales de temporadas pasadas y la creatividad se quedo estancada en los estrategas y publicistas.
La oposición es fácilmente controlada con anuncios bien producidos por los encargados de mantener la buena imagen del actual presidente, y cuando intentan salir al frente cuestionando su actuar, salen los sports publicitarios donde se les recuerda lo que no hicieron cuando estaban en el poder.