Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2016

COMIDA HONDUREÑA EN EUROPA.

La noche en esta región de España -Gerona- cuando son las 10 de la noche llego de una manera puntual, y de una manera inesperada me invitan a cenar en un lugar que podría ser la pizza, comida tradicional española u otro plato, pero ya en camino mis acompañantes decidieron por votación que el lugar seria comida hondureña.
Que mejor luego de varios días sin comer cosas que son las típicas de Honduras, y que extraño mucho pues allá vamos, iniciamos el recorrido conversando de lo que ha ocurrido durante el día y que son comunes cuando no se utiliza el teléfono celular que distrae a la mayoría de los humanos. 
Es viernes y esperaba ver mucha gente en las calles de este lugar, es lo contrario se observa pocas gente, unos van a pie de prisa, otros van en bicicletas haciendo piruetas, se escucha el sonido de maletas que son arrastradas por personas que abandonan la estación de trenes y buses, otros bajan de automoviles porque regresan de la playa. 
 
Paso por un negocio donde venden artículos hondureños y que una señora grita pidiendo a los clientes que en ese momento ingresan que compren mínimos verdes, maseca, y otros productos populares en Honduras. 
Llego al lugar donde fui invitado a saborear comida hondureña, y una vez que elegimos la mesas donde nos sentaremos, de inmediato sale un señor de media estatura y sin mucho protocolo dice:"Usted es Carlos Reinerio Diaz, de usted me había hablado su hija e hizo una reseña de como inicio con la empresa que vende comida hondureña.
Juan Carlos García, me narra una historia de como era este lugar antes fue un lugar de prostitución, escándalos, donde la policía era la vicita a cada instante por los molotes que se suscitaban, pero que ahora es un lugar de tranquilidad y que es visitados por españoles, diplomaticos hondureños, catalanes y de otras nacionalidades que van en busca de la comida hondureña.
Juan Carlos me identifico por las publicaciones que hago en las redes sociales y que en mas de una ocasión le pedí a su esposa una serie de datos de su empresa para colgarlas en los sitios que administro, y que esos datos no llegaron para escribir la historia.
Luego de una amena conversacion con Juan Carlos el gerente propietario de esta micro empresa, un empleado corrió xa entregarnos un menú y sin mucho tramite elegí un plato que trae:carne azada, chicharrones, plátano frito, mantequilla, queso, frijoles fritos, arroz y un par de tortillas y de tomar pedí una refresco coca cola. 
Entre platica y comida, terminamos y a pedir la cuenta, quien nos invito y la otra compañía en son de broma se alejaron y me invitaron a que pagara la cuenta, y como ando un un par de euros pues dije "pues Yo pago". 
La sorpresa es que cuando la persona que maneja la caja, nos dice "Don Juan Carlos me dijo que no les cobrar, que el les invitaba", mis acompañantes se reina constantemente porque en este lugar me trataron como una personalidad y no paraban de comentar lo ocurrido.
La próxima vez que estén en Europa visiten la cafetería Blassing ubicada en la región de Gerona, España, en las cercanías de Barcelona y se convencerán de la atención y lo que se vive acá que es un rinconcito de Honduras en Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario