Páginas vistas en total

domingo, 20 de diciembre de 2015

LOS REYES DEL MUNDO

Jaime Rincón 20/12/2015 - 13:27.



 El Barcelona no falló en su cita con la historia en Yokohama y se proclamó campeón del mundo tras arrollar a River Plate en la final. Messi inició el camino hacia la gloria y Suárez lo aseguró con un 'doblete' que le confirmaba como el claro goleador de este Mundial de Clubes. Y al Barcelona, por si había dudas, como el mejor equipo del mundo.
El partido duró 50 minutos. Fue lo que tardó el Barça en marcar una distancia insalvable para River. Lo hizo, como casi siempre, agarrándose a la inspiración de la MSN. Volvió Messi para desatascar el partido y apareció el pichichi del torneo Suárez para dar el golpe de gracia a River. Lo que vino después fue la lógica rendición de un equipo desbordado por las circunstancias.
Hasta entonces, River ofreció una buena imagen. Intenso, en ocasiones duro, y con el planteamiento táctico muy claro. Cerró la salida de balón a través de Busquets y pegó su mediocampo a las apariciones de Messi entre líneas. Mientras Neymar cogía ritmo y Suárez se desperezaba, River parecía vivir tranquilo. Eso sí, en camp propio.
Con el balón, los del 'muñeco' Gallardo ya eran otra cosa. Apenas un par de disparos lejanos no parecían suficiente para amenazar a Bravo. Sin problemas atrás, el Barcelona se armó de paciencia y esperó que decidiesen sus estrellas. Messi avisó a los once minutos pero Barovero sacó una mano prodigiosa para evitar el tanto.
Poco a nada pudo hacer en el siguiente intento de Leo. El argentino controló un pase de Suárez dentro del área y pintó la final de azulgrana. En el control se acomodó ligeramente el balòn con el brazo pero no quedó nada claro que fuese voluntario y, en todo caso, era casi imposible de apreciar. Tan complicado era que los jugadores de River ni siquiera protestaron la jugada.
Conexión de la MSN
Tampoco se rebelaron contra un pase al espacio que Suárez aprovechó al inicio de la segunda mitad. Era el minuto 49 y la final se había terminado. Quedaban 40 minutos pero el trofeo ya estaba envuelto rumbo a Barcelona. Los de Luis Enrique se recrearon en un sinfin de ocasiones pero la falta de puntería suavizó la decepción de los 'millonarios'.
La conexión de la MSN puso la rubrica para que Suárez firmase su 'doblete'. Inició Messi, asistió Neymar y finalizó el uruguayo. Pueden cambiar el orden de los factores pero jamás se alterará el producto. Brillante producto que reclamó su corona en Japón. Lo hizo a golpe de goles, con una insultante superioridad. Por algo son los reyes del mundo. (Tomado del diario Marca de España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario