Páginas vistas en total

jueves, 28 de noviembre de 2013

JUAN ORLANDO HERNANDEZ GANO: POR MUCHA PUBLICIDAD Y EL TEMOR A AL RADICALISMO DE ALGUNOS LIDERES DE LIBERTAD Y REFUNDACION.

Las elecciones generales de noviembre-2013 fueron las mas concurridas.

POR MIGUEL ANGEL BONILLA LANDA

Algunas Reflexiones Sobre lo Ocurrido

27 de noviembre de 2013 a la(s) 14:32
Contrario a la ‘fiesta cívica’ a la que todo el mundo hace alusión, creo que el país está en convalecencia y tratando de sanar de un profundo insulto a nuestra capacidad de elegir al mejor gobernante. Independientemente de si votamos por ‘x’ ó ‘y’ partido, es obvio que hubo manipulación de datos. Mi primera reacción ante los resultados fue de incredulidad.

No podía creer, que con todo lo que supuestamente hemos avanzado en términos de madurez política, la mayoría hubiera dado el voto a un partido que ha sido un vivo ejemplo de ineptitud e indiferencia a las necesidades reales de la población (por no decir otras barbaridades). 

Poco a poco me cayó el veinte de que lo que vivimos fue una combinación de, por una parte, la alevosa ventaja del partido en el poder en términos de publicidad y manipulación de voluntades -y por lo tanto su facilidad implícita de manipular la transmisión de datos-, así como el temor de ciertos sectores de la sociedad hacia algunos miembros radicales de Libre. Esto último facilitó que algunos votos fueran no tanto por JOH sino en contra de la posibilidad de vivir ciertos escenarios que se han observado en algunos países gobernados por la izquierda.

Lo irritante está en que todos los procedimientos externos, como la suma de datos, las firmas y los sellos de los representantes de cada partido en las actas, es legal y transparente, lo cual es lo único que los observadores internacionales pudieron atestiguar. La mano peluda estuvo en la TRANSMISIÓN de los datos, lo que a su vez no es nada fácil de detectar a primera vista. 

De hecho, ya han transcurrido varios días y todavía no están listos los resultados totales. Por lo tanto, todo se coció por debajo de la superficie, mientras los observadores internacionales dieron cuenta de las elecciones como una fiesta cívica de un país pacífico. Es curioso observar que la inmensa -que yo sepa, absoluta- mayoría  de errores en la transmisión de datos perjudicaron a Villeda, Nasralla y Xiomara, todos en favor de JOH.

De todas formas, este arroz ya se coció, y es virtualmente imposible que ‘la autoridades electas’ acepten renunciar a la teta maciza del poder. Sin embargo, este despelote, quiérase que no, también dejó algunos pequeños avances dignos de rescatar, como el hecho de que ya hay 4 fuerzas políticas creíbles, y de esto sólo nos queda ser más vigilantes y tomar las precauciones debidas para las próximas elecciones. 

No nos queda otra alternativa que aferrarnos a nuestros objetivos de optar de una vez por las simientes que transformarán la forma de hacer política en nuestro vapuleado país para el bien de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario