Páginas vistas en total

viernes, 16 de noviembre de 2012

EL PRESIDENTE MAS PODRE DEL MUNDO.

SE REPRUDE  ESTE ARTICULO PUBLICADO POR BBC MUNDO, DE MANERA INTEGRA:

Cómo vive José Mujica, el presidente "más pobre" del mundo

En la casa de José Mujica, el presidente "más pobre" del mundo
BBC Mundo tuvo acceso exclusivo a la casa del presidente de Uruguay, José Mujica, en Montevideo. Vea cómo vive el ex líder guerrillero.

Nada en particular en la casa del presidente José Mujica indica quien vive realmente ahí: un hombre con un pasado de película que ejerce el cargo con más poder de Uruguay.

Al llegar a su chacra en una zona rural de Montevideo, puede verse desde la calle ropa de Mujica y su esposa, la senadora Lucía Topolansky, tendida al aire una mañana de primavera austral.

Contenido relacionado

Está sentado a la sombra, a un lado del portón de entrada. Viste un viejo pantalón de algodón arremangado, polo y chaqueta deportiva. Su pequeña perra Manuela -mestiza y con una pata amputada- lo acompaña, lo olfatea.

"No tengo religión, pero soy casi panteísta: admiro la naturaleza", dice durante una larga conversación exclusiva con BBC Mundo. "La admiro casi como quien admira la magia".

Suena un teléfono y Mujica saca del bolsillo un viejo celular plegable, atado con una banda elástica. La banda se rompe, pero el presidente le hace un nudo mientras habla. Y vuelve a colocarla alrededor de su móvil.

El presidente en una de sus últimas comparecencias.| Efe
"No me disfrazo de presidente y sigo siendo como era", comenta.

Su imagen no encaja necesariamente con la de un jefe de Estado del siglo XXI. No usa Twitter ni correo electrónico y en su tiempo libre se dedica a cultivar flores y hortalizas.
Dona casi 90% de su sueldo para caridad y según su última declaración de bienes tiene con Topolansky un patrimonio de unos US$200 mil: la chacra, dos viejos autos Volkswagen "escarabajo" y tres tractores.
Es un estilo de vida que no ha pasado desapercibido en la prensa internacional y las redes sociales, que lo han llamado el "presidente más pobre del mundo". También ha dado la vuelta al mundo por promover un proyecto de ley que permitiría al Estado uruguayo producir y vender marihuana.

"Galopar hacia adentro"

"Estuve siete años sin leer un libro. Tuve que repensarlo todo y aprender a galopar hacia adentro por momentos, para no volverme loco"
José Mujica, presidente de Uruguay
Mujica, a quien muchos uruguayos llaman simplemente "Pepe", está lejos de ser un outsider de la política, una actividad de la que asegura saldrá "con las patas para adelante", lo que significa que piensa practicarla mientras viva.
Nació hace 77 años y de joven militó en el Partido Nacional (PN, opositor a su gobierno) y en los años 60 fue fundador del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T), una guerrilla urbana de izquierda que practicó asaltos, secuestros y ejecuciones influida por la revolución cubana y el marxismo.
Fue herido de bala y detenido en varias ocasiones. En 1971 escapó de la cárcel junto a más de un centenar de militantes, en una de las mayores fugas carcelarias en la historia de ese país. Fue recapturado, escapó y cayó preso otra vez.
En total pasó 14 años encerrado.
Tras el golpe de Estado de 1973, integró un grupo de "nueve rehenes" tupamaros que el régimen militar tuvo en condiciones infrahumanas de tortura y aislamiento, encerrado un tiempo en un aljibe.
"Esos años de soledad fueron probablemente los que más me enseñaron. Estuve siete años sin leer un libro", recuerda. "Tuve que repensarlo todo y aprender a galopar hacia adentro por momentos, para no volverme loco".

"Necesito poco"

Recuperó la libertad con una amnistía en 1985 y una década después fue electo diputado, luego senador y en 2005 fue ministro de Ganadería y Agricultura del primer gobierno de la coalición de izquierda Frente Amplio.
José Mujica
"No soy el presidente pobre, pobres son los que quieren mas"

Ganó la segunda vuelta de las presidenciales de noviembre de 2009 con 53% de votos.
Pero siguió viviendo en la casa que habitaba con su mujer, donde a la entrada hay un cuarto de estar lleno de fotos y recuerdos, y detrás una cocina donde Mujica lava a mano unos
“No soy el presidente pobre; pobres son los que quieren más”, asegura Mujica.
vasos para servir un trago a las visitas.
"Para vivir preciso dos o tres piecitas, una cocina, lo elemental (que) yo con mi compañera lo arreglamos en un momentito", dice.
Mujica afirma que la austeridad es parte de una "lucha por la libertad".
"Si tengo pocas cosas, necesito poco para sostenerlas", razona. "Por lo tanto, mi tiempo de trabajo que dedico es el mínimo. ¿Y para qué me queda tiempo? Para gastarlo en las cosas que a mí me gustan. En ese momento creo que soy libre".
Prédica y gobierno
Pero pese a su reivindicación de la austeridad, hay quienes señalan que su gobierno gasta más de lo que recauda. Y pese a su prédica anti-consumista, durante su gestión los uruguayos han comprado tantos autos y otros bienes de consumo importados como pocas veces en su historia.
"Mujica asumió con la mayoría en el Parlamento y una prosperidad económica como hace años el país no conocía (...) Hoy, a la mitad del mandato del presidente Mujica, podemos decir que su gestión no ha sido lo exitosa que pudo ser"
Luis A. Lacalle, expresidente de Uruguay
"La crítica que hace (Mujica) utilizando la palabra consumismo la hace más desde una visión filosófica", dice Marcelo Lombardi, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay.
El ex presidente Luis A. Lacalle (PN), que perdió la segunda vuelta electoral de 2009 ante Mujica, señala que éste asumió con "mayoría en el Parlamento y una prosperidad económica como hace años el país no conocía".
"Hoy, a la mitad del mandato del presidente Mujica, podemos decir que su gestión no ha sido lo exitosa que pudo ser", dice Lacalle a BBC Mundo y menciona problemas en salud, educación y obras públicas.
En su casa de Carrasco, un barrio pudiente de Montevideo, Lacalle sostiene además que Mujica "se equivoca en cuanto a que a veces sale de la mera modestia, que (...) es una opción, para ingresar en creer que es popular hablar mal, decir palabras gruesas”.
"El presidente tiene que ser un ejemplo”, dice. “Un presidente que usa malas palabras y usa palabras ordinarias no es lo que el país quiere”.
"Que critiquen todo lo que quieran"
Según encuestas recientes, la popularidad de Mujica ha caído por debajo del 50% y la aprobación de su desempeño como presidente es menor a 40%.
Uruguaya
Para esta uruguaya la austeridad no es sinónimo de buen gobernante.
Y como BBC Mundo pudo comprobar en las calles de Montevideo, para la mayoría de los uruguayos la austeridad no es un pasaje directo a la aprobación (en el video publicado en la parte superior puede ver algunas declaraciones).
Ignacio Zuasnabar, de la encuestadora local Equipos, explica que la imagen de hombre común y corriente "es un punto muy importante de Mujica que es valorado por la gente, pero no necesariamente esto es suficiente para contener críticas sobre otros aspectos de la gestión".
"La gestión del gobierno está presentando algunos cuestionamientos en cuanto a resultados", dice.
También explica que el presidente tiene "un estilo que no genera consensos mayoritarios en el Uruguay”, con sectores menos educados y populares que se identifican con él y otros más educados que predominantemente lo rechazan.
Mujica dice que cayó en las encuestas "porque la gente está mucho mejor y ambiciona mucho más".
Destaca que en su país de 3,3 millones de habitantes, hubo 850 mil que salieron de la pobreza en siete años y ahora "le exigen al gobierno y el gobierno da lo que puede".
Pero niega que las críticas lo afecten.
"Yo voy a seguir gobernando como me parece, en el acierto o en el error. Que critiquen todo lo que quieran, para eso es la libertad", comenta. "A mí me han criticado toda la vida".

POLICIAS Y MILITARES DONDE ESTAN?

El 21 de septiembre del 2012, es una fecha que nunca olvidaré, fueron instantes de angustia y sosobra al ser testigo hasta donde esta llegando la delincuencia en Honduras y que las autoridades se quedaron de brazos cruzados. Atrás quedaron los tres asaltos de que fui objeto en lugar públicos de capital Tegucigalpa, Honduras.
Todo inició cuando a las 3:30 de la mañana regresaba del hospital Instituto Hondureño de Seguridad Social, luego que fue imposible ingresar a un familiar a este centro porque padecía de una Hepatitis A. Iniciamos el recorrido  pasando por el tramo que conduce a la Corte Suprema de Justicia y que enlaza con el bulevar Kuwai.
Las calles por donde realizamos el recorrido esta madrugada no hay ningún policía pese a que el gobierno en cadena nacional juró que los militares patrullarían día y noche, y ni mucho menos los vigilantes que cuidan colonias aledañas y que cada fin de mes están tocando la puerta exigiendo el pago por su trabajo.
Todo esta bien, hasta que pasamos por la colonia San José de La Vega y San José de La Peña, de la ciudad de Comayaguela (ubicadas al sur de Tegucigalpa,Honduras), es cuando un auto se nos pega a tras, pero sin tener la mínima sospecha, es cuando ingresamos a la Colonia Calpules, lugar donde resido desde hace mas de 20 años, el conductor del auto que me trasladaba nos puso en aviso.
El auto en que me conduzco va a baja la velocidad y el conductor hace milagros porque es portador de una deshidratación severa, y mientras frena su carro, el vehículo que nos sigue frena de inmediato. La tensión aumenta cuando estamos a 100 metros de mi residencia cuando nos saca de tranquilad lo siguiente:
"Nos viene siguiendo el carro que viene atrás, no me estacionaré en la casa"-fueron  las primeras palabras, luego reiteró - "Qué hago"?.
Que hago? "Vamos a dar la vuelta al redondel, no te detengas" respondió el otro acompañante.
Continuamos pero ya con un miedo impactante, es tanta la angustia que el carro que nos sigue lo observamos pero no vemos su numero de placa.
En menos de lo esperado estamos llegando al redondel de esta colonia, donde al iniciar la vuelta, detemos el vehículo, hace lo mismo el vehículo que nos sigue, aumenta la tensión.
Son las cuatro de la mañana, en medio de un miedo jamas enfrentado, terminamos de dar la vuelta en el redondel de esta colonia, los ocupante del carro que nos sigue se enteran que los hemos descubierto y por lo tanto al ver que regresamos para abandonar supuestamente este sector, se estacionan, tiempo que aprovechamos para a parcar el automovil frente a la casa donde vivo.
Con los nervios descontrolados, esperamos confundir a los delincuentes que pretenden asaltarnos, minutos que fueron eternos, no descendemos de este auto, mientras los antisociales no pasen, y al  a una distancia de veinte metros y verlos que realizan el viraje y tomar la calle principal, rogando a Dios que no reconozcan el auto en que estamos y no abandomos el mismo porque tememos que nos descubran y nos causen daños.
La angustia termina cuando no se detienen y continúan su trayecto, seguro para ubicar a otra presa y cumplir los propósitos malignos. Es el momento propicio para salir a la carrera e ingresar a la habitación, la sosobra termino.
Así como me sucedió este incidente, es como los delincuentes realizan sus fechorías, por eso hay que estar atentos cuando ocurre este suceso y lo recomendable es dirigirse a una estación policial o lugares donde hay seguridad, o llevar los teléfonos de las postas policiales y llamarles para informarles de o que esta pasando.

jueves, 15 de noviembre de 2012

EL CANDIDATO.

EL CANDIDATO  luego de varias consultas con sus seguidores (as) se lanzó a conquistar un cargo de elección popular en la República de Honduras, y desde ese momento que tomó la decisión  inició una serie de visitas por todo el país, llevando sus propuestas a sus correligionarios (as) y no correligionarios, y así conquistar el voto en las próximos comicios de su instituto político.
En cada aldea, caserío, municipio y ciudad  que llega EL CANDIDATO ofrece a los pobres (que son la mayoría) una serie de promesas que entusiasman a este y otros sectores, porque poco a poco se están cansando porque no tienen participación directa en los partidos tradicionales y emergentes.
 EL CANDIDATO despertó simpatías en  el sector desposeído, en la clase trabajadora,  y otros sectores que no eran tomados en cuenta, por ello se volvieron populares las caminatas a partir del 28 de junio del 2009.
Esas caminatas que inició EL CANDIDATO, fueron no solo en las calles principales de la ciudad capital Tegucigalpa, lo fueron en las colonias y los barrios más populares de esta ciudad de Tegucigalpa, Honduras.
Esta nueva forma de hacer proselitismo antes se hacía, pero no con la regularidad de ahora, es tanta la simpatía que esta nueva forma, que todos los partidos políticos realizan sus recorridos a pie por cualquier calle del país más pobre del mundo.
Todo surgió por la ruptura del  sistema constitucional, cuando el 28 de junio del 2009 los sectores de poder de uno de los países más corruptos del orbe, le asestaron un Golpe de Estado al presidente constitucional José Manuel  “Mel” Zelaya Rosales.
Lo sacaron en pijama y en un avión militar, lo fueron a dejar a la ciudad de San José, Costa Rica. Desde ese instante Honduras se insertó en la crisis económica mas profunda y tardará muchos años en recuperarse. Fue horas después que surgió EL CANDIDATO.
Los medios de comunicación de Honduras, sostienen que el nuevo CANDIDATO, no es nuevo, que es el mismo con diferentes colores, por lo tanto sus propuestas son parte de la demagogia, y si gana EL CANDIDATO, las promesas no se cumplirán y todo continuará en lo mismo “en promesas”..
Después de estas protestas surge EL CANDIDATO: a la alcaldía, a diputado, al Parlamento Centroamericano, a las autoridades del partido y a la presidencia.
Es tanta la “canillera” (miedo) que ha despertado EL CANDIDATO, que los aspirantes contrarios a candidaturas, no han dudado en sacar spots publicitarios diciendo a sus seguidores que ellos son la opción para derrotar al nuevo CANDIDATO en las próximas elecciones generales a realizarse en noviembre del 2013.
Por primera vez se escucha propaganda de parte de los actores principales de los institutos políticos adversarios que luchan por una candidatura y que llevan muchos  años en política, y por la aceptación que ha tenido el nuevo CANDIDATO, los anuncios publicitarios de sus contendientes no dudan en afirmar que “les gustan que les llamen por el podo o sobrenombre y que ellos (los adversarios) son los llamados a vencer a su nuevo contrincante”.
La pregunta es ¿ganará el nuevo CANDIDATO las elecciones para alcalde, diputado, presidente y otros cargos de elección popular?, ¿Permitirán que el nuevo líder tome posesión del cargo por el que está luchando? Todo se definirá cuando se realice el conteo votos. Por el momento resta esperar que lleguen los comisios.